4 de noviembre :)

image

Hoy ha sido de nuevo un día ajetreado, hemos visitado las mismas escuelas. El la primera y la segunda hemos tenido las mismas alumnas. Las chicas de la primera clase son muy dicharacheras, les encanta hacerse fotos, son muy cariñosas y educadas… Da gusto. Después de la clase, como para poder entrenar hay que haber comido bien, el cole  les ofrece un pequeño desayuno, una botellita de leche con sabor a mantequilla (o eso pone) y un plátano. No han tardado ni un segundo en ofrecerme todas su botella e insistir e insistir hasta que he cogido una por más que les decía que comieran, que yo ya había tomado mi desayuno (por suerte sobraban algunos).

image

En el tercer colegio un grupo ha sido el mismo y el otro diferente. Esta escuela es un colegio privado al que va gente bastante privilegiada de la zona, pero tienen dentro del colegio unas clases especiales a las que traen a la gente más pobre de la zona y que no van a ningún colegio. Les ofrecen uniformes, clases de la educación mas básica y el comedor, ahora también se les ofrece judo y defensa personal dentro de su horario.

image

Como la misión de la fundación no es dar clase en colegios como ese pero la directora de ese centro tiene mucho interés en que sus alumnas puedan asistir, lo que se ha negociado es que además traen a niñas de colegios públicos de la zona donde no hay aun clases de judo que se alternan en la actividad dos días por semana cada grupo con las “chicas de la comunidad” que es como llaman a las niñas si recursos que acoge la escuela unas horas todos los días.

image

Después del entrenamiento hemos comido allí una comida riquísima con la directora de la escuela y las niñas que han cantado y bailado después de comer, se nos ha pasado el tiempo volando, tanto que hemos llegado un poco tarde a nuestra clase del instituto y la hemos suspendido, mañana volvemos. El instituto es público y la clase se da a las chicas que se quedan en la residencia, las condiciones son bastante regulares, pero podrían ser peores… El instituto es muy grande y tiene unos jardines muy bonitos, por los que paseando tranquilamente puedes ver loros, monos, ardillas… Es una pasada.

image

Como hemos terminado pronto hemos venido al hotel a cambiarnos y hemos podido hacer un poco de turismo. Hemos ido a ver un antiguo palacio del Rey de la región donde hay un puente colgante muy bonito y luego un templo Sikh también muy curioso con un comedor comunitario dentro donde la gente voluntariamente va a cocinar y a limpiar y se sirve comida a todo el que entra.

image

Mañana voy a tener la suerte de gracias a la gente maravillosa que nos acompaña, poder visitar una escuela de educación especial… De momento no he visto niñas con ningún tipo de discapacidad en ningún colegio…

3 de noviembre, comienzo de las clases en Patiala.

  Hoy hemos comenzado nuestra maratoniano jornada a las 7.40 en este colegio. Allí hemos estado hasta las 9.00, tras ello hemos ido a otro colegio donde hemos dado clase hasta las 10.30. De allí nos hemos ido a otro donde las clases comenzaban a las 11.30 y terminaban a las 13. Después de este cole hemos tenido un pequeño descanso y hemos ido a un instituto de 14.30 a 15.30.
Otro día más de comida riquísima y seguidamente nos hemos ido a National Institute of Sports para conocer a los mejores judokas de la zona y al Sensei Sharma y compartir un rato de entrenamiento con ellos.


 Mañana más clases, entrenamiento y quizá algo de turismo. Las niñas que vienen a clase, llevan en su mayoría solo un par de meses practicando judo, también les enseñan defensa personal. La situación de violencia e inseguridad hacia las mujeres aquí en la India es terrible y por eso las niñas vienen a clase muy motivadas, se esfuerzan y aprenden con velocidad. Las niñas a las que se dirige la actividad de la fundación son niñas con una situación de gran pobreza y reciben todas sus clases gratuitas, la fundación paga a una entrenadora que va por todas las escuelas cada día. La fundación se ha hecho cargo también  de llevar a cada escuela tatamis y dentro de poco esperan que todas las niñas puedan tener su judogi.
 Cada vez que vamos a una escuela nos recibe la directora, en casi todos los sitios te ofrecen té y pastas y todos están muy agradecidos, también Shelley ha tendo tiempo de hablar con gente “importante” y parece que el programa tiene muchos apoyos para continuar funcionando y expandiéndose por las escuelas de la región.

Bueno, contaré más a mi vuelta porque mi conexión es malísima aquí…. Intentaré contaros todo lo visto con palabras si es que soy capaz…

India (1 y 2 de noviembre)

Las semanas previas al viaje han sido un par de semanas de mucho movimiento, pero entre los preparativos y los deberes laborales y estudiantiles, ha sido imposible actualizar el blog. Queda pendiente para más adelante una entrada contando nuestra experiencia en Desafío Mogena, en la actividad de  judo con Kapikua y el club de Wlady en Parla y la fiesta del Día Mundial del Judo que celebramos en el IAM.

image

Con la familia de Raman

Son las 00,15 de la noche del día 3 de noviembre en la India ybeste que empieza ahora es mi tercer día aquí. Llegué a Delhi con bastante retraso y después de dormir unas pocas horas conocí a Shelley, Alex y Charlenne, mis compañeros de viaje, todos gente sorprendente y encantadora. Shelley es la directora de la fundación, una vida dedicada al judo, a la lucha por los derechos de las mujeres y de los colectivos y personas más desfavorecidas. Actualmente está volcada en extender el legado de su maestra y amiga Keiko Fukuda (única mujer 10° DAN), una leyenda del Judo y de quien me ha regalado dos libros y una película que seguro me hacen tener que volver a escribir sobre ella más adelante. Shelley es una mujer impresionante, más de 80 años pero con la vitalidad y los sueños de su juventud intactos, es también por su edad una mujer llena de experiencias e historias, de viajes y anécdotas sobre Japón, el judo y Keiko.

image

El día 1 aprovechamos lo que el cansancio nos permitió para visitar algunos lugares de Delhi. Todo impresiona en Delhi, los mausoleos, los templos, los jardines… Aunque lo que más llama la atención (además de la pobreza, la contaminación y la vigencia de las castas) es el tráfico. Las calles casi no tienen semáforos ni ningún tipo de señal, tampoco hay carriles (y cuando los hay, están de adorno, porque donde caben 2 caben 3 o 4). La carretera es un lugar por el que circulan miles de coches, camiones, motos (en las que van hasta 3 personas con niños en brazos), bicis, carros de caballos ricksaws, VACAS, cerdos, perros, peatones, gente pidiendo o vendiendo miles de cosas… Una locura, un rally caótico en el que no sé cómo sobreviven los habitantes de esta ciudad.
LaElpocas cosas que logramos ver de Delhi fueron preciosas, a la vuelta podré visitar algo más.

image

image

image

Esta mañana (el día 2) hemos viajado a Patiala, la ciudad donde la fundación tiene su proyecto y aquí nos vemos encontrado con Raman una chica joven que colabora con la labor de la fundación aquí, hemos tomado té con ella y luego hemos ido a cenar a su casa donde hemos conocido a su familia y tomado una comida deliciosa.
He conocido gente impresionante, de las que tengo mucho que aprender. Mañana empezamos en el primer cole a las 7,40 de la mañana así que por hoy no escribo mucho más. Me acuerdo mucho de todos especialmente de mis compañeros y compañeras del club y de todos los que han pasado por mi vida como judoka, está experiencia va a marcar un antes y un después en mi vida. ¡El judo es maravilloso!

COMIENZO DE CURSO

Primera semana de septiembre y ya empezamos a tener las actividades del curso bastante encarriladas.

Fundación Deporte y Desafío

Fundación Deporte y Desafío

  • En Deporte y Desafío, el 25 de septiembre retomamos la actividad de judo adaptado los viernes. Las clases se desarrollan igual que el curso pasado, dos grupos de 45 minutos entre las 17.00 y las 18.30 en Soomontes. Se trata de hacer judo para todos y todas independientemente de la discapacidad y las habilidades de cada uno, por suerte tenemos un deporte muy variado y con miles de posibilidades. Toda aquella persona con discapacidad que quiera inscribirse, puede hacerlo aquí ( http://us4.campaign-archive1.com/?u=341975781427ea4676256a25c&id=ad3e4bf4c0 ) por un precio muy asequible, 30€ por tres meses con judogi incluido.
  • En el IAM ya hemos empezado las clases, los chavales vienen con ganas y son muchos los que este año no han esperado a octubre para retomar las clases 🙂 Las clases son Lunes y miércoles de 18 a 19 y martes y jueves de 17.30 a 18.30. El precio sigue siendo el mismo de siempre 29€/mes. http://www.institutodeartesmarciales.com
  • También ha empezado el curso en el IAM para los adultos, martes y jueves de 20 a 22.AkqT1tYSxhTmAL9xJXHWtQORST5TUG51INwHyRwUE_-7
  • Por otro lado los billetes para la India ya están comprados 😀 saldré el 31 de octubre y volveré el 14 de septiembre.

Mucho más que Judo. ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Ahora en la India!!!!!!!!!!

Pues sí, la India, sí, ¡¡¡¡ME VOY A LA INDIA!!! a participar de un proyecto social en la que el JUDO es protagonista.

De casualidad en casualidad me ha surgido una oportunidad que parece diseñada para mi. Viajar+Judo+ProyectoSocial. Y no cualquier proyecto, sino el de la Fundación Keiko Fukuda (http://keikofukudajudofoundation.org/) que imparte Judo y Defensa Personal en colegios de niñas en zonas donde la violencia hacia las mujeres está a la orden del día.

A veces, ser un poco “friki” tiene estos resultados… Una mañana sin mucho que hacer, pones “judo” así, tal cual, en youtube, como los vídeos más “populares” ya los has visto mil veces le das a “últimas 24h”. Y encuentras un vídeo muy parecido a este (pero más largo, podéis buscarlo), y que había sido subido hace unos momentos.

Casualmente era finales de febrero y en marzo teníamos una jornada de judo escolar en Rivas. Los Juegos escolares que organiza el Judo Club Rivas han tenido este año en cada una de sus jornadas una causa solidaria que apoyar. Para marzo parecía adecuado algo relacionado con el deporte femenino y… se me encendió la bombilla. ¡Qué proyecto más adecuado para apoyar! El problema vino cuando aunque encontré la web la fundación no había allí (ahora si lo hay) ninguna forma de contactar con ellos. Mandé un mensaje por Youtube a la persona que había subido el vídeo, me contestó a los días diciendo que ella solo era la realizadora pero que pasaba mi mensaje a la fundación. A los dos días, Enrique me hizo llegar un email que había llegado al correo del IAM, el gimnasio donde trabajo. Bueno, desde el principio fueron gente amabilísima y entusiasmados con la idea de establecer lazos con gente de otros países. Realizamos la competición, una rifa solidaria y recogimos judogis para enviarlos.

Hasta aquí la historia de cómo les conocí, pero después, siguieron los mails, y hace unos meses me propusieron viajar junto a  Shelley Fernandez (directora de la fundación Keiko Fukuda) y el maestro Alex Feng. La verdad es que me siento muy, muy pequeña entre gente con tanta experiencia, pero… ¡Menuda oportunidad!

Resumiendo, en noviembre viajaré un par de semanas a la India, va a ser complicado organizar el trabajo y luego retomarlo pero… VAMOS A LA INDIA A HACER JUDO y a ser parte de un precioso proyecto.

Aprovechando el viaje me gustaría hacer una buena donación a la fundación para que puedan seguir ampliando el proyecto y llegando como están ahora haciendo a los barrios y coles con gente con menos recursos. Voy a poner una huchita en el gimnasio y en algún sitio más, lo que podamos aportar bueno será. El que quiera echarme una manita y no tenga acceso a la hucha que me lo diga a mi. No se trata de hacer grandes aportaciones, 1 €, 2€ cada uno lo que le apetezca… ¡somos muchos y muchas! Yo a cambio intentaré hacer muchas fotos, contaros todo lo que pueda, aprender mucho de la gente que me va a acompañar y transmitirlo a todos y todas mis alumnas.

Estoy muy feliz de tener esta oportunidad y de tener acceso gracias al deporte que tanto me gusta a estas experiencias que forman su misma esencia, el Jita Kyoei que tanto me gusta, “El bienestar de todos a través de la ayuda mutua”. Esto también es Judo, diría que es lo más esencialmente judoka que voy a haber hecho en mis 22 años como tal.