Pilar Nieto en Adisleños.

Ayer nuestra maestra, Pilar Nieto, participaba en el programa de Radio que realizan personas de Adisli (Asociación que trabaja por la mejora de la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual e inteligencia límite) en Radio Enlace cada miércoles por la mañana. Pili, habló sobre judo y diversidad funcional un tema que en nuestro club consideramos de gran importancia.

Como ya sabéis el Kouun trabaja junto a la Fundación Deporte y Desafío, la Fundación Querer con el objetivo de hacer el judo accesible a todas las personas. Además, colaboramos con la Federación Madrileña en su proyecto de Judo junto a la Fundación Quinta.

También nuestra compañera Marian participa en el programa, hablando en este caso de otra de sus pasiones, el vóley.

¡No os perdáis el programa! #Judo #Kouun #RadioEnlace #Adisli

https://www.ivoox.com/adislenos-programa-emitido-20-marzo-de-audios-mp3_rf_33570048_1.html

BEATRIZ PEREDA, preparación física y nutrición.

En el CDE KOUUN tenemos la suerte de estar rodeadas de compañeros y compañeras muy preparados en lo académico y muy volcados con nuestro deporte.

Hoy hemos aprovechado para conocer un poco más y pedirle algunos consejos a Beatriz Pereda, Bea ha sido la preparadora física de muchos de nosotros en nuestras épocas competitivas y sigue siéndolo de muchos y muchas judokas, jóvenes y no tan jóvenes en la actualidad.

Aquí puedes consultar su CV. Te animamos a ponerte en contacto con ella para mejorar tu preparación física o ajustar tu dieta a tus necesidades como deportista. Puedes escribirnos a través de esta página o preguntarnos en el IAM o en el cole.

¿Cuándo empezaste a hacer judo?

Empecé en el colegio, cuando tenía 4 años y había que elegir una actividad extraescolar. En mi colegio no había nada más que 4 opciones (ballet, pintura, judo y kárate) y yo en casa dije que quería hacer Kárate porque en mi clase todos los niños iban a ir a esa actividad. Sin embargo, mi madre conocía al Macario porque ella iba al Bushidokwai a la sala de fitness y ya que el profesor de mi colegio era un íntimo amigo de Macario le recomendaron a mi madre que mejor me inscribiesen en judo y así hicieron.

894473_626383874045682_752891759_o

 ¿Por qué te decidiste por este deporte?

Como he dicho al principio no fui yo quien lo eligió, sino mis padres, pero en seguida me enganché y siempre quise continuar. De hecho, como anécdota, siendo muy pequeña, en Zaragoza, en un parque durante las fiestas del Pilar había un taller para niños donde les pintaban la cara de lo que pidiesen y yo, inocente de mí, pedí que me pintasen de judoka, mi familia aún se ríe de ese día.

 ¿Por qué recomendarías el judo como deporte?

El judo me parece un deporte muy completo. A nivel físico desarrolla desde pequeños cualidades físicas básicas como la fuerza, la coordinación y la resistencia aeróbico-anaeróbica. Si hablamos del ámbito personal, entre otras muchas cosas, creo que enseña una disciplina muy importante a los niños, les enseña respeto hacia el profesor y los compañeros y a luchar contra sí mismos tratando de mejorar sus debilidades cuando se encuentran solos ante el rival en el tatami. El desarrollo es tan global que creo que puede ser beneficioso para cualquier niño o adulto, nunca es tarde para iniciarse.

whatsapp-image-2017-12-28-at-16-04-51-1.jpeg

¿A qué edad crees que es ideal comenzar a realizar una preparación física y por qué?

No creo que haya una edad en la que se deba empezar una preparación física específica, más bien creo que en las clases, siempre y adaptado a las edades, debería haber un trabajo de preparación física en el que se trabajen las cualidades que se van a emplear en el judo.

Por supuesto, si una vez que llegan a categorías como alevín eligen seguir compitiendo, es importante introducir un trabajo de preparación física adaptada a los niños. Aunque numerosos estudios demuestran que el entrenamiento con cargas externas (pesas) bien planificado y con buena técnica no son perjudiciales para los niños, sino todo lo contrario, no sólo nos tenemos que centrar en este tipo de trabajo, pueden trabajar con su propio peso corporal o con bandas elásticas.

Aún así, recomiendo empezar a trabajar la técnica de los ejercicios básicos de fuerza y potencia cuanto antes y con cargas ligeras ya que así la interiorizarán y esto permitirá un mejor desarrollo muscular y una reducción de las lesiones.

¿Podrías darnos unos consejos básicos de alimentación para nuestros judokas más peques?

Con este tema también tendríamos para largo… pero lo más importante es tratar de reducir el consumo de procesados al máximo. Que basen su alimentación en alimentos reales (frutas, verduras, hortalizas, carne, pescado o huevo). Comprendo que los dulces o bollos están muy buenos y son más fáciles de comer que el pelear para que los niños coman otra cosa, pero volvemos a lo mismo, si creamos una buena base de hábitos alimenticios luego no necesitarán estar a dieta, todo será más fácil.

Otra cosa que creo que es importante y que muchas veces veo que no se hace es beber durante el entrenamiento, es muy importante mantenerse hidratado ya que la deshidratación aumenta el riesgo de lesión.

 ¿Y para los judokas que empiezan a competir?

Si tienes que bajar de peso hazlo con tiempo, no hagas restricciones bruscas de comida ya que provocarán un rebote a corto plazo. Si no puedes bajar bien de peso busca ayuda de un profesional, hoy en día hay nutricionistas deportivos muy buenos y sino…plantéate si ese es tu peso apropiado, se trata de tu cuerpo y tu salud, ¡ojo con las deshidrataciones!.

¡Un millón de gracias Bea!

Judo y Diversidad: Arantza Meca

“Me gustaría que las personas con discapacidad, trastornos graves de conducta, déficit de atención con híper actividad, disfruten al máximo de un gran deporte como es el nuestro.”

Arantza Meca

Siguiendo con los proyectos de esa gente que sé (seguro hay muchos que desconozco), hacen cosas diferentes y trabajan en la línea del “Judo para todos” me gustaría presentaros a Arantza Meca. Conocí a Arantza hace unos años a través de web arajudo, entre la cantidad de artículos que allí colgaba Jesús Asensio apareció un pequeño resumen o informe que hablaba de un viaje de Arantza a Holanda donde se había reunido con entrenadores de Judo que trabajaban con personas con discapacidad. Venía su email y yo que por aquel entonces estaba haciendo las prácticas de la Licenciatura con niños y niñas con Trastorno del Espectro Autista, la escribí. Arantza fue muy atenta y me contó en que consistía lo que hacía. Por aquel entonces, acababa de dejar su trabajo y emprendía esta nueva aventura de formación y trabajo que ahora ella misma os va a describir. Arantza es una persona con una gran formación en pedagogía y discapacidad además de ser Maestra Nacional de Judo y Cinturón Negro 5º DAN. Sin más, os dejo con una pequeña entrevista en la que nos habla de su trabajo.

¿Cuándo empezaste a hacer judo y por qué? A los 8 años en el Judo Klub Erice (Villava – Navarra). Nos apuntaron mis padres a mi hermano y a mí porque veían el Judo como deporte completo.

¿Que significa el judo para ti? Para mí ha habido un antes y un después. Cuando eres cría, disfrutas entrenando y en mi caso compitiendo. En nuestros tiempos las competiciones eran escasas y suplimos esa deficiencia con otra disciplina (Lucha Sambo ) y nos permitió competir más y salir a otros lugares, relacionarnos con otras personas…

Una vez que dejé la competición, comencé a dar clases y a disfrutar de otra manera aprendiendo y enseñando compartiendo inquietudes con mis compañeros de club, de federación, alumnado… En definitiva, saboreando un deporte en toda su esencia para extraer lo mejor de él y tratar de transmitir a mi alumnado los puntos fuertes para poder aplicarlo en el día a día. El Judo para mí es constancia, sacrificio y superación.

¿En qué consiste tu proyecto? Más que un proyecto en sí, es un trabajo que venimos realizando desde hace muchos años y en los que hay dos vocablos a destacar; JUDO y Diversidad.

¿Cómo se te ocurrió empezar a trabajar en este ámbito? Porque un día me dije…y ¿por qué no?

La entrevista llevada a cabo en el Colegio Isterria con la propuesta de la actividad fue muy bien acogida y a día de hoy, el centro apuesta firmemente por el Judo en sus actividades extraescolares.

Debo resaltar, que el haber comenzado en Isterria como profesora de Judo me animó a dar un paso muy importante a nivel profesional. Aposté por cursar mis estudios en la Universidad Pública de Navarra para seguir formándome y aprendiendo como maestra en educación especial. Cada día que pasa, estoy más orgullosa de mi alumnado y esa admiración se traduce en entrenar, vivir el Judo,  disfrutarlo.

¿Por qué crees que el judo es un buen medio para los objetivos que se proponen en tu proyecto? Además de mi formación como docente, el Judo en mi opinión es una herramienta muy importante para el desarrollo del alumnado a todos los niveles, cognitivo, socio afectivo, lingüístico y psico motor.

Háblanos del mejor momento que recuerdas dentro del proyecto o clases que estás desarrollando. Los mejores momentos me los brinda en propio alumnado que sigue acudiendo a clase año tras año, disfrutando en el tatami con sus compañeros/as y las familias que apuestan por el Judo como método de entrenamiento eficaz a todos los niveles.

Las familias son un punto muy importante. Yo presumo de tener estrecha colaboración con todos y cada uno de ellos así como de los profesionales que existen tanto en el centro como en la asociación. Cuando las familias acuden a exhibiciones, entrenamientos conjuntos con clubs en los que hay alumnado sin discapacidad, las  lágrimas en muchos casos y esa incredulidad de ver la capacidad y espíritu de superación en  sus hijos…no tiene precio.

Otro buen momento ha sido  la consecución de mi alumno David de su cinturón negro primer DAN. Una persona con discapacidad intelectual que causó admiración en el tribunal por su excelente examen. De la misma manera, resaltar la colaboración de mis compañeros de club para la consecución del objetivo.

¿Y el peor o más difícil? Peor no diría, quizás deba admitir que es muy importante la formación para atender a las personas con las que estamos trabajando. Por eso, las estrategias que adoptemos ante determinadas conductas que se puedan presentar van a ser importantes tanto para el alumno /a como para el resto del grupo. Esto evidentemente es un esfuerzo, hay situaciones que son realmente complejas y por ello ante todo, formación, motivación y paciencia.

¿Te gustaría añadir algo más? Me gustaría que las personas con discapacidad, trastornos graves de conducta, déficit de atención con híper actividad, disfruten al máximo de un gran deporte como es el nuestro.

Tenemos mucho por hacer, en España hay interés pero hace falta ponerse en marcha y trabajar en primer lugar todas las autonomías. Un trabajo en red para conocernos, formarnos, compartir experiencias, dar visibilidad a nuestro alumnado… Me consta que hay profesores que luchan por atender a la diversidad existente en nuestro alumnado. Desde la Federación Navarra, en el año 2012 se mandó una circular al resto de autonomías para tratar de ponernos en comunicación todas aquellas federaciones que como en Navarra trabajamos con alumnado con discapacidad. Respondieron de Cataluña, Aragón, Rioja, Extremadura y Madrid.

Desde la Federación Española, se ha creado el departamento de Judo adaptado y es un gran paso. Ahora lo que hace falta es ponerse a trabajar.

A  nivel internacional se está trabajando y muy bien. Tuve la suerte de haber sido invitada por el Director de Judo special Needs en Holanda, donde pude vivir de primera mano entrenamientos y competiciones de gran nivel con estos deportistas.

Están con los brazos abiertos esperándonos. Estoy segura de que lo conseguiremos.

Francisco Olivenza, de Logroño a Mauritania, judo para tod@s.

Como ya avanzábamos, me gustaría utilizar este blog también para dar a conocer a personas del mundo del judo que realizan un trabajo no siempre tan visible pero que desde luego son los más firmes representantes de lo que el Judo significa.

Hoy os traigo un poco de información sobre Francisco Olivenza, judoka madrileño, afincado en Logroño desde hace casi 30 años y que viene desarrollando en los últimos años varios proyectos de lo más destacables. Judoka humilde donde los haya, cuando le planteo preguntarle y compartir su experiencia, no hace más que recalcar una y otra vez que él no es importante y que  sin la ayuda de Pedro Fernández, de su gimnasio Pedro Fernández y de la asociación APIR que ha confiado en él sus proyectos no habrían sido posibles.

Francisco, para costear el material que lleva cada año a Mauritania, vende unos calendarios solidarios, pronto tendrá los del próximo año, os mantendremos informados, porque esto segura que en cuanto leáis un poco más de él vais a querer aportar vuestro granito de arena.Olivenza 2

¿Cuándo empezaste a hacer judo y por qué?   Comencé a practicar judo en el año 1980, en el Colegio Bemposta de Leganés (Madrid). Al principio fue para hacer una actividad deportiva nueva y me empezó a gustar ya que en esa época había muchas competiciones entre los colegios. Casi todos los fines de semana teníamos una.

¿Que significa el judo para ti? Para mí el judo es una de las cosas más importantes de mi vida. He tenido varias etapas: primero descubriéndolo, luego como competidor (¡Tengo que reconocer que no muy bueno!). Un maestro que tuve dijo de mí que era un judoka social… Es decir, que competía no por el ansia de ganar sino que me gustaba hacer grupo y vivir el mundo del judo con los compañeros. Después ha venido la mejor etapa, la de maestro.

¿Quién consideras que es la persona que más te ha marcado como judoka? Más que una persona es una saga la que más me ha marcado como judoka: Pedro Fernández (padre) y Pedro Mª Fernández (hijo). Desde que llegue a Logroño en 1987 siempre han estado ahí ayudándome y haciéndome crecer en este deporte. Puedo decir que para mí son una segunda familia. Sé que siempre estarán ahí y me animan a realizar mis proyectos.

¿En qué consisten tus proyectos? Básicamente son proyectos sociales utilizando el judo. En la actualidad tengo dos: Uno, en Logroño (La Rioja) con la ONG LOCAL A.P.I.R. (Asociación Pro-infancia Riojana). En el mes de Octubre voy a comenzar con la quinta temporada y doy clases a unos cuarenta niñ@s en grave riesgo de exclusión social. El segundo proyecto es en Nouadhibou (Mauritania), Proyecto SMILESJUDO, donde doy clases de judo junto con el judoka Pedro Jornet en la misión Católica. La actividad de judo es dada a niñ@s que son hijos de refugiados e inmigrantes. La peculiaridad de estas clases es que son dadas en francés y en una ciudad donde el problema de la migración está muy latente. La misión es conseguir que estos jóvenes descubran un deporte que les va aportar mucho como persona y desarrollar su personalidad. Además, estuve en Drammen (Noruega) participando en el seminario de la Comisión Judo For Peace de la Federación Internacional, donde pude exponer mis experiencias en África. Participé como ponente en el Congreso de Judo de Girona explicando “Judo for peace” y otros proyectos sociales utilizando el judo. Tengo una asociación “TODOS CON EL JUDO” con dos proyectos más americanos, para proporcionarles material de judo.

¿Cómo se te ocurrió empezar a trabajar en este ámbito? La primera vez que pensé en construir este tipo de proyectos fue en septiembre de 2009. Por mi trabajo, estuve en Nouadhibou (Mauritania) en una época muy difícil pues era muy importante la población migrante en esa ciudad y tanto las autoridades locales como ONGs no daban abasto. Estuve ayudando en el centro de acogida de refugiados en diversas labores. Viendo a esas personas de las cuales más de la mitad eran niños y cómo deambulaban de un lado a otro con la mirada perdida, me di cuenta que tenía que hacer algo para que su vida fuera un poco mejor y para que recuperasen en la medida de lo posible su auto estima. Cuando volví a España comencé a estudiar y a prepararme para que cuando volviera a África pudiera darles clases de judo. En junio de 2011 comencé mi sueño. Ha sido la mejor decisión que he tomado en la vida y he tenido la suerte que he podido continuar en Logroño.

¿Por qué crees que el judo es un buen medio para los objetivos que se proponen en tu proyecto? El judo es uno de los mejores deportes para un proyecto social debido a los valores que inculca y por ser un gran potenciador de la auto-estima. Yo he visto niños que llegaban a mí con la mirada pérdida, sin ganas de nada, desubicados y con graves problemas sociales. El judo hacía su trabajo y al poco tiempo eran uno más en el grupo, eran uno más en esta gran familia. En Logroño he visto un niño con graves problemas familiares y discapacidad intelectual, que tenía una gran dependencia materna y un gran recelo a relacionarse, a los tres años del proyecto, competía en el campeonato de España Infantil en Leganés (Madrid). El éxito de estos proyectos no son las medallas sino las barreras individuales que tiene cada niñ@ y la posibilidad de superarlas.

Háblanos del mejor momento que recuerdas dentro del proyecto o clases que estás desarrollando. Mi mejor momento es CADA DÍA QUE ME REÚNO CON ELLOS. Animo a los técnicos de judo que quieran hacerlo a estar en un proyecto de este tipo. Solo con mirar sus ojos y ver sus sonrisas se darán cuenta que para ellos es muy importante.

¿Y el peor o más difícil? El peor momento es, en el caso de Mauritania, cuando me tengo que ir. Los sentimientos están a flor de piel y casi no dejan que te vayas. Pero no solo los niños sino que también los padres y el personal de la misión se quedan tristes. En el caso de Logroño, ha sido al final de mayo de este año cuando el proyecto de APIR donde estaba enmarcado el judo se canceló. No se sabía cómo se iba hacer la actividad de judo y pensé muchas veces que tendría que empezar de nuevo. Menos mal que cuando se cierra una puerta, se abre una ventana. En la actualidad se ha convertido en un proyecto propio dentro de la ONG, con instalaciones propias y con nuevos sueños. También hemos tenido la gran suerte de tener la donación de 12 colchonetas de la Federación de judo de Castilla y León, en la persona de su presidente Vicente Zarza.

¿Te gustaría añadir algo más? Me gustaría añadir que yo me considero simplemente un judoka que ha tenido la gran suerte de que esos niñ@s y familias confiaran en el judo. Creo que cualquier técnico de judo puede hacer lo mismo o incluso mejor. Si a algún maestro de judo le gustara iniciar un proyecto similar y no sabe cómo iniciarlo, que no dude en llamarme. Los judokas somos una familia y debemos ayudarnos.

Olivenza

 

Con esto concluimos, agradecer a Francisco su tiempo, su simpatía y amabilidad y desearte mucha suerte en este nuevo inicio de curso. Si queréis saber más sobre las aventuras de el maestro Francisco Olivenza, podeis leer el blog que escribió durante su último viaje: http://maestro-ukemi.tumblr.com/