Las semanas previas al viaje han sido un par de semanas de mucho movimiento, pero entre los preparativos y los deberes laborales y estudiantiles, ha sido imposible actualizar el blog. Queda pendiente para más adelante una entrada contando nuestra experiencia en Desafío Mogena, en la actividad de  judo con Kapikua y el club de Wlady en Parla y la fiesta del Día Mundial del Judo que celebramos en el IAM.

image
Con la familia de Raman

Son las 00,15 de la noche del día 3 de noviembre en la India ybeste que empieza ahora es mi tercer día aquí. Llegué a Delhi con bastante retraso y después de dormir unas pocas horas conocí a Shelley, Alex y Charlenne, mis compañeros de viaje, todos gente sorprendente y encantadora. Shelley es la directora de la fundación, una vida dedicada al judo, a la lucha por los derechos de las mujeres y de los colectivos y personas más desfavorecidas. Actualmente está volcada en extender el legado de su maestra y amiga Keiko Fukuda (única mujer 10° DAN), una leyenda del Judo y de quien me ha regalado dos libros y una película que seguro me hacen tener que volver a escribir sobre ella más adelante. Shelley es una mujer impresionante, más de 80 años pero con la vitalidad y los sueños de su juventud intactos, es también por su edad una mujer llena de experiencias e historias, de viajes y anécdotas sobre Japón, el judo y Keiko.

image

El día 1 aprovechamos lo que el cansancio nos permitió para visitar algunos lugares de Delhi. Todo impresiona en Delhi, los mausoleos, los templos, los jardines… Aunque lo que más llama la atención (además de la pobreza, la contaminación y la vigencia de las castas) es el tráfico. Las calles casi no tienen semáforos ni ningún tipo de señal, tampoco hay carriles (y cuando los hay, están de adorno, porque donde caben 2 caben 3 o 4). La carretera es un lugar por el que circulan miles de coches, camiones, motos (en las que van hasta 3 personas con niños en brazos), bicis, carros de caballos ricksaws, VACAS, cerdos, perros, peatones, gente pidiendo o vendiendo miles de cosas… Una locura, un rally caótico en el que no sé cómo sobreviven los habitantes de esta ciudad.
LaElpocas cosas que logramos ver de Delhi fueron preciosas, a la vuelta podré visitar algo más.

image

image

image

Esta mañana (el día 2) hemos viajado a Patiala, la ciudad donde la fundación tiene su proyecto y aquí nos vemos encontrado con Raman una chica joven que colabora con la labor de la fundación aquí, hemos tomado té con ella y luego hemos ido a cenar a su casa donde hemos conocido a su familia y tomado una comida deliciosa.
He conocido gente impresionante, de las que tengo mucho que aprender. Mañana empezamos en el primer cole a las 7,40 de la mañana así que por hoy no escribo mucho más. Me acuerdo mucho de todos especialmente de mis compañeros y compañeras del club y de todos los que han pasado por mi vida como judoka, está experiencia va a marcar un antes y un después en mi vida. ¡El judo es maravilloso!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s